Tu vivienda ecológica

¿Por qué ser propietario de una vivienda ecológica?

Mas allá de una conciencia de respeto hacia el medio ambiente, existe una razón práctica: una vivienda biopasiva puede ahorrar hasta el 90% del consumo energético de una casa tradicional, y si a esto añadimos elementos de producción de energía renovable, puede llegar a generar mas energía de la que consume. Una vivienda certificada en el sistema Passivhaus (idea desarrollada en Alemania por Bo Adamson y Wolfgang Feist en 1991) gasta como máximo 15Kwh/m2 al año en calefacción o refrigeración, es decir, menos que un secador de pelo.

¿Cuáles son sus características?

Orientación

La vivienda debe estar construida de forma que en invierno los huecos de las ventanas capten y transmitan la mayor cantidad de radiación solar posible. En verano, la incorporación de elementos arquitectónicos en las fachadas que mas luz reciben, como porches, filtros solares en las ventanas o árboles de hoja caduca en el jardín, generan zonas de sombra frescas y agradables, evitando sobrecalentamientos no deseados.

 

 

Aislamiento térmico

De nada serviría una correcta orientación para mantener una temperatura de confort en el interior de la vivienda todo el año, sin un correcto aislamiento térmico que evite que entre el frío en invierno y el calor en verano. Se pueden utilizar a su vez aislantes procedentes de  materiales naturales como fibra de madera, cáñamo o corcho, que son biodegradables, no producen impacto ambiental y no emiten sustancias nocivas para la salud o el entorno.

 

Hermiticidad y renovación del aire

woman hugging white pillow beside glass doorUna casa estanca y bien aislada, prácticamente no consume energía. Esto se consigue gracias a distintos elementos, sistemas de renovación y ventilación como  el intercambiador de calor que recoge el aire del exterior, lo calienta o enfría y lo reparte por el interior de la vivienda, manteniendo una temperatura estable de confort entre 21º y 24º todo el año. Además renueva el aire constantemente y gracias a su sistema de filtrado, este se mantiene libre de polen, impurezas y polución. Este sistema recupera el 90% del calor del aire que expulsa para calentar el entrante de la calle, lo que disminuye enormemente su consumo energético. No solo es un sistema mas eficiente energéticamente sino que también es mucho mas sano, sorprendiendo la calidad del aire y la ausencia de polvo. La ventana es otro de los elementos importantes a tener en cuenta. Se recomienda que tengan triple acristalamiento, con vidrios capaces de reducir la transmitancia térmica en más de un 60% respecto a utilizados habitualmente, con cámara de aire rellena de gases nobles como el Argón y carpintería de alta prestación térmica. Además, mientras que en una casa normal, aun estando todo cerrado, se renueva el aire hasta 6 veces al día por las pérdidas, en este tipo de viviendas estancas solo se produce un máximo de 0.6 ventilaciones.

Puente térmico

Son puntos de la fachada donde no hay continuidad del aislamiento térmico,  suponen importantes pérdidas energéticas y a su vez son un foco de humedades por condensación. Estos puntos han de ser resueltos en la fase de proyecto y ejecutados correctamente durante la construcción.

 Confort acústico

​Una de las consecuencias que mas llama la atención en este tipo de viviendas es la ausencia de ruidos externos e internos por el tipo de materiales utilizados, ganando en un óptimo confort acústico.

​Otros elementos de ahorro energético

Complementos perfectos a esta casa son otros elementos de ahorro energético como la utilización de iluminación led y control lumínico, paneles fotovoltaicos con baterías de acumulación, suficientes para cubrir las necesidades energéticas del sistema de ventilación y los electrodomésticos de la casa, paneles solares para calentar el agua, sistemas ahorro de consumo doméstico de agua y de recogida de agua de lluvia para su uso en el riego de huertos y jardines.

alternative alternative energy clean energy close up

Consúltanos

Una vivienda biopasiva solo se diferencia de una tradicional en que se cuida mas el aislamiento que en una convencional, pero a nivel de diseño, tamaño y calidades se existe una ámplia gama de opciones para ajustarnos a todas las necesidades. El precio medio aproximado de una vivienda biopasiva está entorno a 1.000 €/m2, a lo que habría que añadir el coste del terreno, permisos y liciencias y arquitecto. Recomendamos la construcción modular, que al ser fabricada en un ambiente controlado, ofrece los mejores estándares de calidad y una fecha de entrega garantizada por contrato. Si deseas ser propietario de un hogar ecológico, confortable y eficiente, nuestros expertos te asesorarán y realizarán un proyecto llave en mano, teniendo en cuenta tus gustos, necesidades, presupuesto y buscarán una una financiación a tu medida. Contáctanos y estaremos encantados de  informarte

No renuncies a la casa de tus sueños e infórmate