¿Comprarías una casa prefabricada?

Aunque las casas prefabricadas son forma de construir que tiene una larga trayectoria y está fuertemente implantada en países como Estados Unidos, Canadá o Francia, todavía puede llegar sorprendernos. Muchas veces, relacionamos lo «prefabricado» como mal diseñado, barato, malo o poco duradero. Pero, ¿en realidad es así?

No, creemos que estas afirmaciones no son ciertas. Al igual que existen infinidad de calidades en las terminaciones y los materiales utilizados en la construcción tradicional, de la misma forma podemos encontrar casas prefabricadas que valen miles o millones.

¿Qué diferencias hay en la forma de construir unas y otras?

  • Plazos de entrega mas reducidos. La construcción tradicional tiene varias fases. Es necesario completar una antes de continuar con la siguiente: en primer lugar los cimientos, después las estructura (paredes, cubierta, fontanería, electricidad, etc.). Sin embargo, en la prefabricada se pueden atacar todas estas fases de forma casi simultánea, lo que reduce a 2-3 meses tan solo el plazo de finalización. Normalmente, la entrega se demorá un poco más, hasta los 6 meses, debido a los trámites burocráticos. Aun así, es la mitad del plazo de una vivienda tradicional.
  • Mejor eficiencia y control de la calidad. Es cierto que nuestros coches se fabrican en cadenas de montaje en las que se reducen enormemente los costes y tiempos de fabricación. De la misma forma, una vivienda «prefabricada» se construye dentro de un entorno cerrado y controlado, sin estar expuesto a las inclemencias del tiempo que pueden retrasar los trabajos, y donde se consigue una mejor supervisión y control de la calidad.
  • Las viviendas modulares se adaptan a tus las necesidades. ¿Te imaginas una casa que crece contigo? Tus necesidades no son iguales cuando compras tu primera vivienda de soltero, seguramente con una economía mas limitada, que para una familia de 4 miembros. Una vivienda modular te permite que tu casa crezca en la medida de tus necesidades y economía.
Vivienda biopasiva, casas prefabricadas, passive house, arquitectura bioclimática, Passivhaus
En madera u hormigón, el diseño de una casa prefabricada biopasiva no tiene límites para adaptarse a todos los gustos.

¿Las casas prefabricadas son mas baratas?

Como hemos indicado al principio de este post, el precio variará en función de los metros cuadrados, el diseño y la calidad de los materiales. Lo que si podemos asegurar, es que gracias a este entorno controlado y la estandarización de los procesos, se consigue un ahorro en costes indirectos que repercute en un menor precio final.

Los precios pueden variar entre los 1.000 € el metro cuadrado de una vivienda básica a los 1.500 € incluyendo costes de cimentación, transporte, permisos e impuestos.

Una vivienda construida con los mejores materiales aislantes ahorrará un 90% del consumo energético de una casa tradicional. Se calcula que en un plazo de aproximadamente 7 años se puede haber amortizado esa diferencia de precio. Por lo que podemos determinar, que teniendo en cuenta los años de vida de una casa, esta inversión es enormemente rentable.

Pros y contras de las casas prefabricadas fijas o móviles

  • Trámites burocráticos. Una casa móvil tienen menos trámites y requisitos técnicos. Al no tener cimentación, no precisan de licencia de obra y no requieren estar inscritas en el registro de la propiedad.

Las fijas por contra, tienen los mismos requisitos que cualquier otra vivienda tradicional en cuanto al cumplimiento de la normativa local, certificado de habitabilidad y de primera ocupación. El propio fabricante nos entregará toda la documentación técnica necesaria para obtener los permisos.

  • Servicios. Las casas móviles deben ser autosuficientes. La legislación vigente requiere, que si precisan de suministros de gas, luz, agua o servicios del ayuntamiento, serán consideradas a efectos como una casa tradicional.
  • Financiación. Una casa móvil es considerada un bien mueble y se financia con créditos personales, pero no se puede hipotecar.

Por el contrario, una fija es considerada un bien inmueble y como tal, puede ser hipotecada con un crédito promotor para financiar la compra del terreno, la de la casa, su transporte y las obras de acondicionamiento del terreno e instalación.

  • El seguro decenal no es obligatorio. Teniendo en cuenta que seríamos nuestros propios promotores, no tiene lógica que nos asegurásemos contra nosotros mismos. Por otro lado, la vivienda si cuenta con las garantías que ofrece el fabricante, cubriendo los eventuales defectos de fabricación por ese plazo de tiempo.
  • Seguro Multirriesgo. Si la casa es de madera, algunas aseguradoras consideran que tienen un riesgo mas alto de siniestralidad y no ofrecen este seguro. No obstante, existen cada vez mas opciones para su contratación.
En madera u hormigón, el diseño de una casa prefabricada biopasiva no tiene límites.
Una vivienda biopasiva con elementos de generación de energía para luz y calefacción, puede llegar a producir mas energía de la que consume.

Viviendas ecológicas

El organismo de certificación de Declaraciones Ambientales Environdec, determinó que una vivienda prefabricada biopasiva, por los procesos de construcción y porque consume un 90% menos energía, tendrá un impacto ambiental un 96% inferior al de una vivienda tradicional no pasiva.

En resumen, comprar una casa prefabricada tiene muchas ventajas y un precio ajustado a todas las economías. Ponte en contacto con nosotros si deseas que diseñemos la casa de tus sueños. ¡Será tu mejor inversión!

Equipo de Ecoahorro

Otras entradas relacionadas

cropped-imagen-ecoahorro22-e15288965636252.png

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.